Skip Navigation
Skip Content Marketing
  • Share this:
  • submit to facebook
  • Tweet it
  • submit to reddit
  • submit to StumbleUpon
  • submit to Google +

Día Nacional de la Conciencia sobre la Vacunación contra el VIH

18 de mayo de 2011


Declaración del Dr. Anthony S. Fauci
Director del Instituto Nacional de Enfermedades Alérgicas e Infecciosas
Institutos Nacionales de Salud


Han transcurrido 30 años desde que se informó por primera vez sobre la enfermedad ahora conocida como SIDA, y los científicos apoyados por el Instituto Nacional de Enfermedades Alérgicas e Infecciosas (National Institute of Allergy and Infectious Diseases, NIAID), que es parte de los Institutos Nacionales de Salud, continúan el avance hacia nuestra meta de crear una vacuna que prevenga la infección por el VIH. Soy optimista, y creo que lo lograremos.

Tenemos pruebas científicas de que es posible una vacuna segura y eficaz contra el VIH. En 2009, en un ensayo clínico realizado en Tailandia, en el que participaron 16,000 personas, se demostró por primera vez que una vacuna podía prevenir de manera segura la infección por el VIH en una proporción moderada de los participantes del estudio. Muchas de las mejores mentes científicas en el campo de las vacunas contra el VIH examinan actualmente muestras de sangre y datos del ensayo en Tailandia para saber cómo la vacuna candidata previno la infección por el VIH y para analizar cómo se la podría modificar a fin de que sea más eficaz.

Con la finalidad de acelerar el ritmo con el que ciertas vacunas candidatas promisorias contra el VIH se vuelven viables para su evaluación en grandes ensayos clínicos, el NIAID explora el uso de diseños innovadores o adaptables de ensayos clínicos que permitan a los científicos modificar rápidamente los ensayos clínicos en curso como respuesta a los datos obtenidos durante el estudio. Esa flexibilidad en el diseño de los ensayos permitirá que la comunidad de investigación maximice la eficiencia del estudio de vacunas candidatas. 

Los ensayos clínicos de vacunas contra el VIH dependen de la participación de miles de voluntarios y educadores comunitarios, trabajadores de los servicios de salud y científicos. Estoy muy agradecido a las numerosas personas que dedican su tiempo y energía a estos estudios clínicos esenciales.

Todas las vacunas candidatas contra el VIH son creadas en el laboratorio. Algunos científicos de laboratorios que financia el NIAID están trazando un nuevo curso, al diseñar vacunas candidatas contra el VIH con base en los conocimientos de la estructura proteínica de las espinas superficiales que el VIH usa para fijarse a las células humanas e infectarlas. Estas espinas tienen sitios que son vulnerables a anticuerpos potentes, los cuales bloquean la infección en el laboratorio de células humanas en más del 90 por ciento de las cepas de VIH de todo el mundo evaluadas. Ahora, los científicos trazan una estrategia para crear una vacuna que pueda estimular en una persona sana la síntesis de tales anticuerpos neutralizantes de amplio espectro.

A efectos de guiar el diseño de vacunas contra el VIH, otros científicos apoyados por el NIAID están profundizando en la prueba de que en la mayoría de los individuos, sólo un reducido número de partículas del VIH, y con frecuencia sólo una, son responsables de que se establezca la infección por el VIH transmitida sexualmente. Estos investigadores están identificando las cualidades únicas de estas formas del virus causantes de infección para ayudar a otros científicos en el diseño de vacunas dirigidas contra las variantes específicas del VIH que penetran las defensas del cuerpo.

Sin embargo, sin importar qué tan eficaz sea una vacuna preventiva contra el VIH, es necesario evaluarla y administrarla en combinación con otras herramientas de prevención de la infección por el VIH, biomédicas y del comportamiento. Ninguna estrategia de prevención del VIH controlará y erradicará la pandemia de VIH/SIDA por sí sola. Por eso, es importante que el NIAID mantenga el apoyo a la investigación de microbicidas vaginales y rectales promisorios, la profilaxis previa a la exposición (PrEP) y la ampliación de las pruebas de VIH vinculadas con los servicios de salud. Esa es también la razón por la que los trabajadores de los servicios de salud pública continuarán promoviendo e implementando estrategias de prevención del contagio por el VIH comprobadas científicamente, como el uso del condón, la circuncisión de hombres adultos supervisada médicamente, las estrategias de reducción del daño en consumidores de drogas inyectadas y la prevención de la transmisión materno-infantil del VIH.

En este trayecto extraordinariamente difícil hacia el desarrollo de una vacuna que prevenga la infección por el VIH, dedicar hoy un momento a reflexionar sobre los avances logrados nos brindará la esperanza renovada de que nuestra meta sea posible.

El Dr. Fauci es director del Instituto Nacional de Enfermedades Alérgicas e Infecciosas, parte de los Institutos Nacionales de Salud.

Las preguntas de los medios de comunicación pueden dirigirse a la Oficina de Comunicaciones del NIAID, al 301-402-1663, niaidnews@niaid.nih.gov.

El NIAID realiza y apoya investigaciones en los NIH, en los Estados Unidos y en todo el mundo, para estudiar la causa de las enfermedades inmunomediadas y desarrollar mejores formas de prevenir, diagnosticar y tratar estas enfermedades. Encontrará boletines de prensa, hojas de datos y otros materiales relacionados con el NIAID en el sitio web del NIAID, en http://www.niaid.nih.gov.

Acerca de los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health, NIH): Los NIH conforman la agencia nacional de investigación médica, que está compuesta por 27 institutos y centros y forma parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Es la agencia federal más importante para la conducción y la financiación de investigación médica básica, clínica y traslacional, e investiga las causas, tratamientos y curas de enfermedades tanto comunes como poco frecuentes. Si desea más información sobre los NIH y sus programas, visite www.nih.gov.


back to top


Last Updated May 11, 2011

Last Reviewed May 10, 2011