Skip Navigation
Skip Content Marketing
  • Share this:
  • submit to facebook
  • Tweet it
  • submit to reddit
  • submit to StumbleUpon
  • submit to Google +

Declaración del NIH en el Día de Concientización sobre la Vacuna contra el VIH

18 de mayo de 2012


Comunicado del Dr. Anthony S. Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas Institutos Nacionales de Salud


Está surgiendo un consenso en torno a la idea de que podemos reducir considerablemente la pandemia de VIH/sida mediante la ejecución de estrategias científicamente comprobadas de prevención de la infección, tales como la circuncisión voluntaria bajo supervisión médica de varones adultos, la prevención del contagio de madre a hijo y el tratamiento a modo de prevención. Sin embargo, si se tiene en cuenta que solo en 2010 se presentaron 2,7 millones de infecciones nuevas por el VIH, es probable que para controlar y, en última instancia, poner fin a la pandemia de VIH/sida se requiera además una vacuna eficaz. En el año que acaba de pasar ha habido varios descubrimientos alentadores en este frente.

El mes pasado, un análisis detallado de muestras del primer estudio clínico en el que una vacuna contra el VIH ha mostrado un moderado efecto protector arrojó pistas importantes sobre cómo podría haber actuado la vacuna. Estas pistas apuntan a formas de mejorar la pauta original de administración de la vacuna para que tenga un efecto más amplio, potente y duradero. La pauta original de administración se probó en Tailandia, en 16.000 adultos voluntarios, en un estudio cofinanciado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés), que forma parte de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (NIH).

Entretanto, se están realizando varios estudios más sobre vacunas contra el VIH, patrocinados por el NIAID. El más extenso de ellos está investigando si una pauta de administración de vacuna mediante sensibilización y refuerzo puede prevenir la infección por el VIH o reducir la cantidad de virus en la sangre de los participantes que se infectan a pesar de haber sido vacunados. Estos estudios son posibles debido a los generosos aportes en términos de tiempo y esfuerzo de miles de participantes, educadores comunitarios, profesionales del área de la salud y científicos. Todas las personas que intervienen en ellos son merecedoras de nuestra gratitud.

En estudios preclínicos realizados en modelos animales sobre la infección por el VIH han salido a la luz recientemente pistas valiosas para el descubrimiento de una vacuna preventiva contra el VIH. Los científicos han demostrado que una vacuna puede prevenir una forma virulenta de la infección por el VIH en monos y han demostrado que existe una relación entre este efecto protector y la presencia de anticuerpos específicos contra el virus.

En la investigación básica de la vacuna contra el VIH, los científicos están descubriendo y estudiando anticuerpos neutralizantes que, en ensayos realizados en el laboratorio, protegen a las células de la infección causada por una amplia variedad de cepas del VIH, obtenidas de personas infectadas de todo el mundo. Los investigadores están analizando la estructura y evolución de estos anticuerpos y la forma en que se unen al VIH. Con esta información están diseñando nuevas moléculas que induzcan la producción de los anticuerpos mediante la vacunación. En experimentos relacionados con esta investigación se ha demostrado que la inyección de estos anticuerpos directamente en monos previene la infección por una variante del VIH que ataca a estos animales. Con base en estos resultados, se están planificando estudios para probar este concepto en seres humanos.

Todos estos adelantos reafirman la confianza que tenemos en que un día lograremos crear una vacuna inocua y muy eficaz para prevenir la infección por el VIH. Para contener y finalmente detener la pandemia de VIH/sida, incluso la vacuna más eficaz debe formar parte de una combinación de medidas de prevención de la infección por el virus, tanto médicas como conductuales. Por esta razón, el NIAID continúa apoyando investigaciones sobre estrategias prometedoras de prevención de la infección por el VIH, tales como los microbicidas vaginales y rectales, la profilaxis previa a la exposición y la ampliación de las pruebas de detección del virus dentro de la atención médica. Y también por esa razón, quienes trabajan en salud pública continuarán perfeccionando y ejecutando medidas científicamente comprobadas de prevención de la infección por el VIH, entre ellas, el uso del preservativo, las estrategias de reducción del peligro para usuarios de drogas inyectables y, especialmente, el tratamiento a modo de prevención: dar tratamiento antirretrovírico a las personas infectadas por el VIH a fin de reducir drásticamente su contagiosidad, al mismo tiempo que se protege su salud.
 
A través de la historia, las vacunas han constituido la herramienta individual más importante para el control de las epidemias. Con el continuo compromiso por la investigación sobre una vacuna contra el VIH tenemos la posibilidad de cambiar de manera radical la trayectoria de la pandemia de VIH/sida.

El doctor Anthony Fauci es el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud, en Bethesda, Maryland.

Las preguntas de los medios de comunicación se pueden dirigir a la Oficina de Comunicaciones del NIAID, llamando al teléfono (301) 402-1663 o escribiendo a niaidnews@niaid.nih.gov.


 

El NIAID realiza y apoya investigaciones —en el NIH, en los Estados Unidos y en todo el mundo— para estudiar las causas de enfermedades infecciosas y mediadas por procesos inmunitarios, y para descubrir mejores formas de prevenir, diagnosticar y tratar dichas enfermedades. En el sitio web del NIAID, http://www.niaid.nih.gov, se pueden encontrar comunicados de prensa, hojas informativas y otros materiales.

Los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés): El NIH, el organismo de investigación médica de los Estados Unidos, está integrado por 27 institutos y centros, y depende del Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos. El NIH es el principal organismo federal para la realización y apoyo de la investigación médica básica, clínica y traslacional, e investiga las causas, los tratamientos y la cura de enfermedades tanto comunes como poco frecuentes. Para obtener más información sobre el NIH y sus programas, visite su portal en Internet, http://www.nih.gov.

NIH...Transformación de descubrimientos en salud


back to top


Last Updated May 14, 2012

Last Reviewed May 11, 2012